Poné la cara con asepxia